A ti, que no lees

vecinos

Voy a escribirte a ti. Porque sé que nunca me lees y porque de hacerlo no podrías decir nada. Mientras quieres ver las nubes pasar y esperas sin dormir, pienso en la vida que me voy a perder. Francis Scott Fitzgerald dijo que en la noche oscura del alma son siempre las tres de la mañana.

Voy a decirte barbaridades. Que no te quiero, que no me gustó cuando nos cogimos de la mano. Que no me iría contigo y que no esperaría más.

Voy a escribirte verdades. No vamos a poder ni tocarnos, sic erat scriptum. No vamos a ir de vacaciones ni vamos a pasar noches en vela con la luz encendida.

Voy a recitarte un poema corto. “Ahhh ahh uooo woooo!!! California! Oh, ah, nananana, oh ay nananana. I don’t care anymore. Ooouuuu.”

Estoy bailando y no puedes verlo, pero no me importa porque me han dicho que no es necesario intervenir aunque cueste respirar si hay peligro de derrumbe.

Ya lo sabía, pero da igual porque jamás voy a pedirte que vengas conmigo. Eso solo te lo escribiría sabiendo que no ibas a leerlo nunca.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s