S(acúde)te

na

Me hubiera gustado ser un nativo americano. Mejor dicho, me hubiera gustado ser salvaje. Ajena y descontrolada. Me hubiera encantado correr descalza y oler un poco mal, nadar todos los ríos y rechazar al más viril del clan.

Agacharme y aullar para atraer a los animales. Alzarme y tocar el vientre de las aves. Pasar horas afilando un palo sentada en mitad de las rocas de un acantilado. Hablar con los muertos y bailar con los vivos. No tener informe semanal, que diera lo mismo par que impar.

Que no hiciera falta salir solo porque es sábado y dormir porque se llama martes. Brindar por estar vivo no tiene día, cantar de pronto no es de locos, y hacer algo distinto no te deja fuera, no es estar perdido.

Porque solo hay un modo de empezar, y es desde cero. Igual que solo hay una forma de vivir, y es sin morir. Porque ambos acudimos a la llamada pero solo yo me estremezco, brevemente, ante lo rutinario.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s