Su(mar)

IMG_6116

Sumar es que mañana cumpla 30 y no 28. Que se me dupliquen las canas y los libros. Es añadir ganas, reunir almas, agregar bailes.

Sumar es llegar a los 30 ligera, lo único que poseo es el ordenador desde el que escribo. Todo lo demás, por dentro; como la suma de los días. Como si fuera budista, pero sin serlo. Seamos sinceros, también tengo una cama donde dormir y una mesa donde comer. O lo que es mejor, la capacidad de conseguirme techo y comida donde quiera.

Deseo incorporar a mi lista de sumas un año trabajando la tierra, y otro en el mar. Siempre hay trabajo en el campo pero la gente no quiere dejar las ciudades. Varför måste vi bo i fucking, jävla kuk-stad? Mi madre me enseñó a freír un huevo a los 10 y me regaló mi primera navaja a los 12. De alguna forma ya te puse a pensar.

Haciendo cálculos tengo cosas que no estaban en mi inventario. Como que desaparecieras, me atreviera a decir qué siento o hiciera las paces con el pasado. Atropellar a aquel animal con la bici, caer por las escaleras o pasar la infancia enferma. Tampoco quise nunca meter los brazos y la cabeza entre el tren y las vías para que mi padre me levantara en volandas. “No hay que estar siempre dispuesta a morir, Ana.” Debí haber ido a México.

Y otras que siempre estuvieron ahí. Como la tinta dentro de mí, la alegría por cualquier cosa o los días en bici o nadando. Si sumas lados a un triángulo puedes obtener mil formas. Pero si restas, solo queda un círculo enorme en el que dar vueltas. Los tres lados son los pilares que me sustentan.

Sumar es una operación que permite que no se me de la vuelta al corazón. O al menos que salte pero vuelva a caer en su sitio. Centrado en las matemáticas puedes salvarte casi de todo, de lo que quieras. Y me llevo una.

Llegar a tres décadas no es tan importante, la cuestión está en el agregado de cosas que poder contar o recordar algún día. Esta noche nada, nada ocurrirá y sin embargo algo pasará.

Sucede una cosa con las sumas, y es que puedes agregar, juntar y reunir tanto como quieras. El resultado será tan grande como el tiempo. Será el reflejo de los elementos que hayas elegido. Del conjunto de cosas que hayas decidido sumar.

Que viviendo sumas, es tan certero como que llegará ese momento, ese minuto escalofriante. Solo queda hacerlo bonito, tratar de ayudar a alguien cada día y sumergirte en su mar. Mi(mar).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s