Te van a llamar gorda

g

Te van a llamar gorda. Pero no van a usar esa palabra, darán rodeos y usarán eufemismos. Hermosa, no pasas hambre, que bien te cuidas, ancha, hinchada, rellenita, fuerte, grande, comes a pares.

Se fijarán en tus muslos y en como tienes la barriga. Tu barriga, sí. Esa que te ha acompañado siempre, la misma que ha soportado que te guste la vecina o que suspendas medicina. Tu carne es de interés público. Van a mirar como tienes los tobillos o cuanto te cuelga de los brazos. En si por detrás te sale carne del pantalón o si por delante se te nota el buen vivir.

Se van a comparar, se van a sentir mejores cuanto menos tengan. Te van a hacer sentir peor cuanto más poseas. Se van a encantar si sus piernas son más pequeñas que las tuyas, se van a vanagloriar si no tienen curva bajo el botón. Si no le rozan los muslos o no le pica debajo del culo.

Te van a decir gorda estés como estés, porque no se trata tanto de tus kilos sino de los suyos. Van a creer que te importa, que te molesta, que te amilana. No van a comprender que estés rellenita de valores, hinchada de amor. Qué sí, que te comes las mentes a pares, que sí que es grande plantar cara, que no cuerpo. Que hermoso es que me vuelva loca tu barriga, y que de lo que me cuido bien es de cuerpos vacíos.

Que sí, que la buena vida está llena, es ancha, es fuerte.

No te asustes si te llaman gorda, no pasa nada si solo tienes 12 o ya has cumplido los 29. No sucede nada por caerle gordo a alguien o montar la gorda de vez en cuando. No lo olvides.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s