Huir sin prisa

IMG-20160414-WA0037.jpg

Tengo debilidad por la tristeza. Me siento cómoda escribiéndole a la pena, a los amores perdidos, a las costumbres que no cejan y que lastiman, a los solitarios y a los doloridos. Sé qué hacer en caso de emergencia y cómo proceder si falta resistencia.

Una tormenta es menos dañina que mi corazón en tu puño, que tu letra en mi boca o yo sin tu eco. El sitio oscuro de la mente, donde juega la muerte.

Los lunares numerados. No llegan a cien; son noventa y nueve, como una broma o un poema. Los minutos que tardas en huir sin prisa y las veces que he querido desvestirte.

No me dañan los ausentes, ni me asustan los presentes. Los intransitivos no admiten objeto o complemento directo, se construyen sin él. Como la montaña que he hecho sin ti.

Por no llegar a cien, siempre fui un poco verbo. Auxiliar, de apoyo, copulativo, causativo y defectivo. Determinado y determinante, frecuentativo e irregular. Sobre todo irregular, como los noventa y nueve puntos sobre mi espalda.

Anuncios

Un pensamiento en “Huir sin prisa

  1. De vez en cuando, pocas veces, uno se topa con sorpresas agradables que fascinan y que enamoran. Algo así me ha pasado al descubrir, como casi siempre, por casualidad, estas páginas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s