Pasta y Pesto

20150213_102338Como Pasta era profesora en la EMCM, la Escuela Municipal de Cocina Moderna, muchas veces traía extraños platos a casa. Como Pesto trabajaba para una de las empresa que hacía los cascos de los obreros y los mineros había días en los que aparecía en casa con extrañas figuras hechas a base de los restos de plástico que quedaban después de terminar los cascos. También hacía mapas en relieve con el plástico; usaba los trozos amarillos para la tierra y los blancos para el mar. Luego ponía etiquetas al azar con el nombre del país y su capital, sólo en ocasiones añadía también la bandera. La que más le gustaba a ella era la de las Seychelles, porque le parecía armónica y le encantaba que cada color representara una cosa. El rojo por ejemplo hacía referencia a la gente, como Pasta que era un poco roja. Bueno y no solo eso, era también porque la historia del archipiélago le parecía increíble.

Por todo esto, en una ocasión Pesto salió en la sección de Arte y Cultura del periódico local. Le preguntaron sobre sus figuras y los mapas que coleccionaba, pero cuando Pesto fue entrevistada declaró: “Con Pasta, es una historia de amor”.

Y eso no tuvo sentido para muchos, pero hubo un grupo que lo entendió a la perfección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s