De animales y hombres

screenshot

¿Había vivido anteriormente con ratones?

Sí, ya en Amsterdam tuve un ratón habitando en la cocina donde yo trabajaba. Nunca supe si exploraba el resto de la casa, pero supongo que cuando todos dormíamos él salía.

¿Entonces está acostumbrada?

No, no exactamente. Uno nunca se acostumbra a las ausencias y ese ratón apenas estaba. Pude verlo solo una vez, cuando ambos nos reconocimos como extraños.

¿Nunca quisieron eliminarlo?

No, la familia y yo lo dejábamos en paz.

¿Y ahora?

Nada ha cambiado, no quiero molestar a estos nuevos ratones pero han llenado la cocina de veneno. Ahora son dos, uno pequeñito y lo que parece ser la madre. Los ratones no suelen parir una única cría así que supongo que debe haber más.

Aún así, usted siempre prefirió los pájaros, ¿verdad?

Sí. Ellos están en mi cabeza, se posan en mi pecho y vienen a mi mano si silbo corto y repetido. Era una niña cuando encontré el primer pájaro. Hubo vencejos, gorriones y una golondrina; aunque esta última era de Dios y se fue con él. Nunca me perteneció pero fue la que más me gustó. Claro, que eso siempre es así; lo mismo que con los hombres. También me quedo con los ciervos, tuvimos tres cervatillos.

Ya; una última cosa, ¿diría usted que está perdiendo la cabeza?

Sí. Nunca he estado más segura de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s