Ogni bacio una rivoluzione

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bésame. Venga bésame, bésame, bésame. Si me besas prometo ser buena, si me besas no vuelvo a delinquir. Si me besas dejo de mentir.

Túmbame, tócame, quiéreme. Venga valiente, bésame.

Arrúgame, deja que te moje. Hazme dibujos en servilletas de bares inmundos, cuélame en el Metro, lo que quieras pero bésame. Y luego comemos algo con queso que se derrita en nuestras bocas, y paseamos por las alturas de la ciudad. Pero bésame.

Que te besen, que te besen mucho. Y te sujeten la cara, así con las dos manos, como si no quisieran que te fueras. Que te toquen el pelo y señalen tus lunares. Que te besen en un montón de sitios sin importar quien os oiga. Y luego en invierno que te acuesten con un beso.

Besa como tocas el clarinete. Y antes de hacerlo mira como miras las croquetas de jamón, con esos ojos tuyos que rompen las telarañas del salón. Pero ¡¿qué digo?! Del corazón.

Si me hubieras besado un millón de veces más podría perder la cuenta, como hacen las parejas de verdad. Pero nada, que tú te empeñas en no existir.

Pues que sepas que cada beso una revolución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s